308GTI-01 copia

A pesar de tener unas enormes expectativas sobre este modelo que, por cierto, está al final de su vida comercial, no he podido evitar tener una primera impresión un tanto agridulce, buen, o “dulcepicante” si ese sabor existe.

Prueba y Fotos: Fernando González Ferreira @FUR_R

Y digo agridulce porque me subí al 308 justo después de bajarme de un utilitario que, a pesar de tener 70 cv. menos que este, ofrecía unas sensaciones que quizás eché de menos en el francés.

El tema es que sí es posible hacer un coche que sea tan apto para el día a día como para un track day, pero mi duda es lo que pasa con ese coche cuando no estás o bien de camino al trabajo o bien en el circuito. Es en esos momentos intermedios en que el 308 GTI presenta su única pega relevante.

308GTI-10 copia

El tiempo pasa.

Ya había probado varios 308 en sus motorizaciones más racionales y también varios RCZ en su versiones de 200 cv. y 270 cv. esta última con la que comparte motor.

Por eso esperaba volver a disfrutar de las bondades de una plataforma modular más que probada, pero acompañada esta vez de el tetracilíndrico de 1.6 litros firmado por Peugeot Sport que me enamoró en el RCZ-R, en lo que prometía ser el matrimonio perfecto.

pero claro, estamos hablando de un coche de 2015 que se actualizó levemente el año pasado y que está a punto de volver a serlo, así que no seremos duros con él.

308GTI-02 copia

La parte dulce.

Este 308 GTI tiene un punto dulce, que también es compartido por otros modelos como el Golf GTI, el Megane GT o el DS4 THP 200 Sport. Cualquiera de ellos son coches rápidos que no te exigen más manos al volante que con sus versiones más racionales.Coches que tienen un buen equilibrio entre comodidad y prestaciones, dinámica y consumo, y en algunos casos, hasta precio y equipamiento. Son coches aptos para el día a día, para la familia o para viajar.

308GTI-03 copia

Por mi parte puedo dar fe de ello, ya que el 308 GTI fue mi fiel compañero llevándome al trabajo, a la compra y de ruta durante más de 1.200 km. en los que pude verificar que sus asientos tienen un diseño más cómodo que agresivo, su postura de conducción sigue siendo una referencia desde que apareció allá por el 2012 y que si bien ya acusa el paso de los años, faltaría más, Peugeot ha marcado claramente su evolución en el 3008, 5008 y con elegante maestría en el 508 que ya hemos probado y está al nivel del Audi Virtual Cockpit, Seat Digital Cockpit, Mercedes Benz MBUX y similares.

308GTI-04 copia

Aún así, reconocemos la excelente ergonomía de siempre, pero ponemos ese “pendiente de revisión” si hablamos de interfaces de información, con una presentación de datos parcial e incompleta a veces y un funcionamiento de cámaras de aparcamiento ciertamente desfasado, ya que el sistema de vista cenital que usa sólo la cámara trasera y va generando la imagen mientras el coche avanza marcha atrás no es demasiado útil. Incluso la vista meramente trasera no es demasiado exacta y al final acabas tocando el coche de detrás al aparcar frecuentemente. Es extraño que aparezcan estas pequeñas pegas en un sistema que, por otra parte ha sido actualizado con conectividad con Smartphones y tecnología propia de coches más modernos, junto con el sistema de mantenimiento en el carril o el de lectura de señales (muy bien aprovechado, por cierto por el sistema de memorización de velocidad del control de crucero, que permite adaptarse con una pulsación al limite de la vía en ese momento).

308GTI-08 copia

Cuando pones en marcha al 308 GTI un día cualquiera, te recibe con más comodidad y serenidad de lo que esperas de un compacto de 270 cv. Y eso está muy bien cuando quieres llegar al trabajo de buen humor, y no maldiciendo unas suspensiones dolorosas y un embrague demasiado duro. La verdad es que es tan apto para el día a día como un Puretech de 130 cv.

Los accesos a todas las plazas son cómodos, el maletero es generoso, tiene encendido automático de luces y limpiaparabrisas, una dirección rápida y un consumo que se reveló como dentro de lo razonable con unos 7.2 l/10 km. a lo largo de los 1.400 km. de la prueba, principalmente por autopista a velocidades legales, pero con algo de ciudad y recorridos cortos.

308GTI-06 copia

La pena es que la 6ª marcha sea tan extremadamente corta, puede insertarse a 70 km/h y de ahí hasta lo que quieras, pero eso que es clave para tener esas recuperaciones tan buenas, hace que en viajes por autopista vayamos a 120 km/h por encima de 3.000 rpm. y eso ni es relajante, ni favorece al consumo. De tener una sexta como otros coches de su potencia podríamos estar hablando de consumos que rondarían el medio litro menos.

308GTI-07 copia

La parte picante.

No nos olvidemos que este GTI ha sido tocado por la varita mágica de Peugeot Sport, y como hizo en su día con el 208 PSP (alabado sea) y el RCZ-R (en gloria esté) es capaz de sacar petróleo (valga la rebuznancia) del pequeño, forjado y apretadísimo 1.6.

Y es que cuando le exigimos todo lo que tiene a sus 270 cv. y 330 Nm. 1.900 RPM, conseguimos un 0/100 en 6 segundos, con unas recuperaciones inéditas en un mil seiscientos. Bueno, eso si tenemos los neumáticos en buen estado, porque si es como en el caso de nuestra unidad que habían rodado bastante en circuito, aunque con una profundidad de dibujo todavía legal, fueron comprometidos en numerosas ocasiones durante la prueba, que se desarrolló, por cierto, bajo una ciclogénesis explosiva camino de Galicia.

308GTI-09 copia

Esos neumáticos, de generosas dimensiones 235/35 en llanta de 19, son más sensibles que otros al aquaplaning, pero acaban siendo el verdadero cuello de botella en este 308 GTI.

Sabemos que en otras circunstancias no sería así, pero nos hemos encontrado que en arrancadas fuertes podíamos perder tracción en primera, segunda y hasta tercera si el asfalto estaba mojado.

Por su parte, en asfalto seco y en buen estado, e incluso con neumáticos nuevos. Nos encontramos con un tren delantero que proporciona la tracción, pero que su capacidad de dirección queda afectada por encima de las 5.000 rpm. que es donde el afable coche para el día a día se vuelve más impetuoso.

308GTI-12 copia

Entre los extremos.

Efectivamente, el 308 GTI es un excelente y hasta razonable compacto deportivo para el día a día y una máquina de generar sensaciones a tope en un circuito, pero ¿qué pasa cuando, simplemente, quieres pegarte un homenaje en esa carretera de curvas que tanto te gusta y disfrutar de unas “curvitas a ritmo alegre”?

Pues que ahí empiezan a aparecer cosas que no acabas de entender del todo. Entre ellas se encuentra una dirección firme pero poco comunicativa, que no te permite disfrutar de ese diferencial delantero como lo hacía el 208 GTI.

308GTI-05 copia

Tampoco es que su sonido sea embriagador. Mi mente recuerda un escape más ronco en aquel RCZ-R, con un sonido más lleno, o por lo menos más presente en el habitáculo. Ese sonido que es el complemento perfecto al resto de sensaciones al volante se convierte en casi un chiste malo cuando ponemos el modo RACE y entra de manera artificiosa, y por qué no decirlo, falsa por los altavoces. Algo que puede ser hasta simpático en un 308 GT de 180 cv. es una falta de respeto para el 1.6 salido del cincel de Peugeot Sport. Simplemente no era necesarios. Sólo la gambera irrupción de la válvula de escape del turbo anima un poco la fiesta, pero tampoco pasa de quedarse en anécdota.

308GTI-16 copia

Otra cosa que no es de recibo en un coche como este es el tacto de la palanca de cambios. Un coche que debería hacer ostentación de mantenerse fiel al cambio manual como este 308 gti no puede permitirse el lujo de que el pomo no esté bien fijado a la palanca. Independientemente de que su diseño entre cromado y rojo te pueda gustar más o menos, no debería poder moverse cuando lo retuerces con tu mano. Gran error.

308GTI-15 copia

Cliente Objetivo.

Es curioso que sólo cierta gente se gira por la calle para echarle otro vistazo a los coches que probamos. A veces es gente de cierta edad, a veces mujeres, muchas veces niños, pero en el caso de este 308 GTI me ha llamado la atención no sólo el rango de edades; entre 18 y 25 años, sino sobre todo la expresión de sus caras. Una expresión de admiración, de deseo, de aprobación absoluta. Quizás esos jóvenes que ven en el 308 GTI su objeto de deseo lo hacen porque saben que quieren un coche práctico, porque no podrían mantener dos, pero también quieren un coche salvaje que les recuerde que están en la edad de cometer muchos errores. Y si hay que cometer un error, que sea como éste; bicolor, rápido, excitante y llamativo, que para comprar un golf ya tendrán tiempo a lo largo de su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s