MICRA 01 copia

Mi primer coche fue un Micra. Allá por 1995 entraba en mi familia la primera generación en España (al menos en la península) de un modelo que ya tenía historia en Japón, pero que aquí entró como un elefante en una cacharrería. Pequeños molinillos de 16 válvulas y diseños espartanos muy diferenciados de un mercado de utilitarios dominado por la corrección política francesa.

Prueba y Fotos Fernando González Ferreira @FUR_R

El primer Micra costaba 1.200.000 pesetas, lo que viene siendo poco más de 7.000 €. Sólo había dos motores y sólo de gasolina, uno de un litro de cilindrada de 55 cv. y otro de 1.3 y 75 cv. De acabados, pues poca cosa; L, LX y Super S. El mío era el más barato y más sencillo.

MICRA 02 copia

El que pruebo hoy tiene casi el doble de potencia, es más ancho y más largo, pero curiosamente no se aprecia la mejora en el interior. Es lo que tiene el paso del tiempo, los coches crecen y se hacen más lentos y pesados . Como nosotros.

Mi historia.

Por aquel entonces el anuncio televisivo del Micra rezaba: “¿Los amigos? te los encuentras por el camino, ¿la novia? es ella la que te elige pero ¿tu coche?,… tu coche lo eliges tú”. En mi caso fue más bien, “tu coche?,… tu coche lo elige TU MADRE”. Porque yo me habría tirado directamente a por el 1.3 Super que sí conducía mi prima, con sus asientos envolventes, sus elevalunas, sus amortiguadores más firmes, llantas de aleación, aire acondicionado, alerones, spoilers, estriberas, y sobre todo la versión 3 puertas que hacían del micra algo muy especial.

MICRA 05 copia

En cualquier caso, si por aquel entonces me hubiese encontrado con el modelo actual me habría parecido de otro mundo. Si las generaciones intermedias del Micra enfatizaron claramente el lado “simpático” del pequeño urbano de Nissan, llegando a colocarle en el modelo de 2002 unos faros similares a los ojos de una rana, el actual juega con un lenguaje muy diferente, con pilar C flotante con manilla oculta, superficies cóncavas, nervaduras en laterales y capó, calandra vertical, o ese color POWER BLUE que le hace parecerse a “pitufo culturista”.

Pero mi Micra, no. mi Micra era gris, para que no se notase demasiado que las defensas eran de plástico negro y tenía 5 útiles y horrendas puertas. Al menos mi padre tuvo la sensibilidad de colocarle un alerón opcional para darle algo de carácter. Aunque lo mejor habría sido haberme hecho caso y comprar un Suzuki Swift GTI TwinCam 16 Valves que era mi oscuro objeto de deseo, pero no.

MICRA 06 copia

En cualquier caso aquel discreto Micra también ponía “16 valves” en las puertas traseras, porque por aquel entonces tener doble árbol de levas todavía quería decir algo. Es curioso que este nuevo Micra, al menos en sus versiones diésel, no cuenta con él, pero a nadie parece importarle.

Con el omnipresente motor 1.5 dCi, que lo mismo puede instalarse en un Clío, en un Mercedes CLA como en un infiniti Q30 esperaba que el rendimiento en un coche del Segmento B fuese espectacular, pero no ha sido así. Quizás los 1157 kg. que pesa tengan parte de culpa, pero creo más bien que se debe a una electrónica que prima el consumo frente a las prestaciones, ya que en otros modelos este motor comienza a dar lo mejor de sí mucho más abajo que a las 2.000 rpm. en las que lo hace en el Micra. Y no es que no corra, ojo, pero sí hace falta subirlo más de vueltas para que empiece a tirar con fuerza.

Naturalmente, aunque sea el mismo motor que monta el Q30, en el cual brilla sobre todo por su ausencia de ruido y vibraciones, en el Micra el 1.5 se nota más “ahí”, más áspero pero al final no de manera desagradable.

MICRA 08 copia

Mi micra no fue configurado por ordenador, ni tenía opciones, ni elegí nada de él, ni siquiera fue comprado para ser mi primer coche. Mi micra se encajó en una compra conjunta en la que mi padre se llevaba un Nissan 200sx S14 con un descuentazo e incluíamos un KM. 0 que había en el concesionario y que nadie quería. Así de triste.

Solía decir que mi coche venía equipado con cierre centralizado en mí, dirección asistida por dos fuertes brazos y aire a-condición de que abrieses las ventanillas, pero realmente no hacía falta más. Bueno, sólo el bocadillo que me comía a medio camino hacia Pamplona cuando la carretera todavía pasaba por San Vicente de la Barquera.

Actualmente, con 5 niveles de acabados disponibles, desde el Visia hasta el Tecna, pasando por este N-Connecta puedes incluir en tu Micra prácticamente de todo, entre lo que sobresale el sistema de Cámaras 360º , el sonido BOSE con altavoces integrados en el reposacabezas del conductor entre otras muchas cosas que en 1995 no tenían ni las naves espaciales.

MICRA 07 copia

Microbio.

Así le empezó a llamar mi amigo Ches mientras estudiaba la carrera. Por aquel entonces hacer La Coruña-Pamplona en coche eran casi 9 horas, muchas por carretera convencional y mi percepción del pequeño Micra empezó a cambiar.

Ya no veía lo aburrido de su diseño, lo espartano de su interior, o su inexistente equipamiento, sino que empezaba a valorar lo preciso que era el tacto del cambio, a pesar de su larga palanca, lo interminable de sus estiradas, apurando marchas más allá de las 6.000 rpm, su reprís en marcas cortas y un consumo que no tengo ni puñetera idea de cuánto podría ser, pero no me afectaba a mi cuenta de resultados, así que no debía ser muy alto.

MICRA 03 copia

Entre aquel coche que me emocionaba con su excitante e irresponsable balanceo en las curvas, cambio de apoyo o rasante (ríete de un SUV) y el que tenemos hoy, hay un abismo en dinámica de conducción. No hay utilitario con más anchura de vías y eso se nota, y si además incluimos el Sistema de Control de trazada activo, que frena las ruedas del interior de la curva para reducir subvirajes, el nuevo Micra parece claramente un coche de un segmento superior.

Este mismo sistema también se aplica en el caso de una salida de carril, para conseguir un efecto de dirección activa muy ligero, pero bastante efectivo aunque no llega a ser un sistema de dirección activa. No te retornará al centro del carril, pero notarás el giro si estabas despistado y te será más fácil tomar de nuevo el control.

MICRA 09 copia

Crecimos juntos.

Lamentablemente casi no tengo fotos del coche, era otra época y yo no estaba tan obsesionado por esto, pero fuimos creciendo, él en km. y yo en años y durante el tiempo que lo tuve y los 140.000 km. que compartimos no tuvo ni una sola avería, ni una, cero.

Aquel Micra me llevó y me trajo de todo aquel sitio al que quise ir y volver. He hecho mudanzas con él (mesa de dibujo y bicicleta incluida) he ido al monte y a la playa, he hecho cosas, muchas cosas, algunas muy importantes. Entró en mi vida como un patito feo y se ganó mi confianza a base de no fallar nunca.

El Micra fue mi compañero, terapeuta, billete de ida, ventana al mundo,… ¿Cómo narices va el nuevo Micra superar todo esto?.

MICRA 10 copia

Cómplice.

Y llega el anuncio de TV para esta 5ª generación que nos presenta al nuevo Micra como “Tu cómplice” y mira, parece que por ahí van los tiros.

En cualquier caso en lo único que se parecen mi viejo Micra y este nuevo es en el elevalunas manual de las puertas traseras. Todo lo demás es diferente.

En estos años el Micra ha madurado (espero que yo también) y ahora es más seguro, más ágil, más grande, capaz, potente, rápido, frugal. Pero yo lo percibo más pesado, pequeño, complejo, sobrediseñado y caro. Porque no son mis ojos los que lo están viendo, sino que son los de aquel chico de 20 años ante los que un mero utilitario empezó a formar parte de su vida.

MICRA 11 copia

Aquél chico que conducía aquel Micra en el 95 hoy habrá probado cientos de coches desde entonces y se jactará de ser redactor de pruebas, pero hoy está totalmente incapacitado para realizar una prueba objetiva sobre este modelo, porque el Micra ya se ha convertido para él en un icono, en un símbolo y contra eso, la avanzada tecnología, el diseño agresivo y la calidad del nuevo Micra es lo único con lo que no puede competir.

Me gustaría decir que el actual es heredero de aquella filosofía, pero no. El micra ya no es un coche para estrenarse como conductor, o al menos sólo para estrenarse, el Micra es un cochazo en envase pequeño que conserva de sus orígenes poco más que el nombre

MICRA 00 copia

Cliente objetivo:

Muchos serán los jóvenes que descubrirán lo que yo descubrí durante aquellos años, pero lamentablemente con un precio de 19.300€, pocos lo harán a bordo de un Micra. Demasiado caro, demasiado maduro, demasiado bueno, … pero no tan Micra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s