Si escucháis el programa Vuelta Rápida GT y más o menos conocéis a los miembros del equipo, ya sabréis qué tipo de coche le gusta a cada uno. A Fernando González le gustan los deportivos y los pequeños alegres, a Carlos Enríquez de Salamanca le gustan todos en general, y al que escribe le gustan los grandes devoradores de kilómetros. Así que, cuando se presentó la oportunidad de realizar un viaje de más de 1.000 kilómetros con el BMW X4 30d X Drive en pleno invierno, no me lo pensé dos veces.

Por Ramón Biosca

normal-672xXx80-3 X4

La primera impresión es positiva: Es un coche masivo, musculoso, que transmite cosas desde cualquier ángulo. Si visualizáis el X6 de BMW, pero os parece muy grande, el X4 es vuestra opción. Quizás penséis que la caída trasera, tan de coupé, resta confort a las plazas traseras. Nada de eso. No soy precisamente bajo, las probé, y un adulto de 1,80 puede viajar cómodamente. Acaso el maletero pierde un poco de comodidad a la hora de encajar los bultos de una familia, pero nada que no se solucione con un par de partidas de Tetris, o en su defecto, con preparar el equipaje con más cabeza, dejando en casa lo superfluo.

campo1-copiap-XxXx80-2

Te subes al X4 y no hay dudas: Estás en un BMW. Aunque la firma bávara se ha esmerado en quitarse el sambenito de que para tener un BMW bien equipado has de estar preparado para gastarte un capital en opciones, ya que ahora ha mejorado ostensiblemente la dotación de serie, si he de ponerle un pero a esta marca es la similitud entre los interiores de toda su gama. Salvo excepciones muy contadas (gama i, sobre todo), los salpicaderos de BMW parecen clones unos de otros. A veces no sabes si estás subido en un serie 1 o en un X5. Pero bueno, supongo que se trata de identidad de marca…

Cuando le das al botón de Start/Stop, el agradable sonido del motor (Sí, es diesel. Sí, suena bien) te promete que te lo vas a pasar bien. Porque el X4 tiene una palabra grabada a fuego en su ADN, una palabra que gusta mucho en los cuarteles de BMW: DINAMISMO. Porque sí, amigos, hay motores que nada más ser arrancados ya prometen cosas. Y este 30d de seis cilindros y 258 caballos se compromete, con su ronroneo, a hacerte pasar muy buenos ratos.

campo3-copiap-XxXx80

En carretera, el X4 se comporta de una manera muy similar a la serie 4 de BMW. No cabecea, hace gala de unas prestaciones nada desdeñables (Ojo a su 0-100 kms/h en menos de seis segundos, cifra muy respetable tratándose de un SUV) y el confort conseguido por los chicos de BMW, hacen que un viaje, por largo que sea, resulte un placer.

Porque, es curioso, a pesar de la altura libre al suelo y de la anchura, cuando vas conduciendo el X4 no tienes la sensación de ir en un SUV. Bueno, realmente no es un SUV. La marca le llama SAC (Sport Active Coupé). La posición de conducción se asemeja mucho a la de un coupé, y las reacciones, sorprendentemente, también. Tienes sensación de controlar todo permanentemente, y el agarre del que hace gala el X4 es de los que no se olvidan. Intento pensar en algo parecido y sólo se me ocurre el Porsche Macan, que es su rival natural.

campo2-copiap-XxXx80

La unidad que BMW puso a nuestra disposición venía prácticamente a tope de equipamiento. Muy buen equipo de sonido, eficaz navegador con un sistema de reconocimiento de voz muy mejorado, multitud de reglajes en los asientos para sentarse y sentirse como en casa, y un sistema Connected Drive que nos ofrece, en el presente, una serie de prestaciones que suponemos tendrán todos los coches en el futuro. Desde poder reservar un restaurante en ruta con tu asistente personal, a mandar al 112 el número de ocupantes, posición del coche y daños en caso de accidente. Una maravilla.

campo4-copiap-XxXx80

Así que si quieres un coche rápido, dinámico, con unos consumos contenidos (sin olvidar el tipo de coche del que estamos hablando, claro) y capaz de llevar confortablemente a cuatro personas (Ay, ese túnel de transmisión que impide viajar cómodamente al quinto pasajero…) con su equipaje, el X4 30d X Drive es una opción a tener muy en cuenta. No olvidemos que estamos justo en el medio de la gama. El motor de acceso quizás se quede algo corto (184 CV del X Drive 20i) y el tope de gama es puro exceso (313 CV en el X Drive 35d). Y no podemos dejar pasar la variable de la imagen. Quizás quieras escapar de la imagen un tanto “convencional” de su hermano el X3.

Así que, bienvenidos sean los SAC de BMW. Porque subido en uno de ellos, siempre podrás decir que sí, que te gusta conducir.

nieve2-copiap-XxXx80

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s