No hay nada malo en ser un pato.

El pato vuela. Y como animal migratorio puede hacerlo en largas distancias, incansable viajero, perseverante, tenaz.

El pato nada. Su plumaje es resistente al agua. No solo nada, sino que además puede sumergirse para buscar alimento. Es adaptación, equipamiento, evolución.

El pato camina. Por si fuera poco, sus extremidades palmípedas le dan estabilidad en terrenos blandos e irregulares. Es un todoterreno, no hay duda.

Efectivamente, el pato vuela, nada y camina, pero hay que ver como vuela, como nada y cómo camina.

Y es que los grandes SUVs como el Cayenne son patos. Y la verdad es que me encantan los patos porque además de todo lo que saben hacer, están muy ricos y son simpáticos, pero hay algo en los grandes SUVs que no me gusta tanto.

cobe_a2_copia cayenne

Siempre he pensado que si quieres volar, nadar o caminar, vuela como un águila, nada como un tiburón, camina como un tigre. Pero la mayor parte de los consumidores no tenemos claro para qué queremos un coche, pues descartamos al águila porque consume mucho, despreciamos al tiburón porque porque en él no caben 7 personas y descartamos al tigre porque es difícil de aparcar y encima se come a la gente y acabamos comprando un pato.

Y un” pato” no tiene por qué ser un mal coche, pero no va a ser un coche “especialista”. Será “Aprendiz de todo y maestro de nada”.

El mejor pato del mundo no es chino. Es alemán.

Pero cuando tienes claro que quieres un pato, si tienes la suerte de poder dedicarle 75.000 € a la compra de uno, enhorabuena, ante ti tienes el mejor de todos, y es de Porsche.

cobe_a3_copia cayenne

Con el último restyling el Cayenne ha perdido inocencia pero ha ganado en apariencia, ya no transmite esa imagen masiva del principio, pero a cambio es mucho más elegante y visualmente más pequeño. Reducir la altura del morro y aumentar la inclinación del parabrisas trasero le ha hecho adelgazar y los cambios en las ópticas le han dado esa imagen de “madurito atractivo“.

Por dentro, qué decir de los interiores de Porsche, que son soberbios. Llave a la izquierda, 5 relojes, será un pato pero ojo, sigue siendo todo un Porsche.

La postura de conducción sigue siendo la propia de un gran SUV, erguida y señorial. Cuando te subes al Cayenne te estás subiendo a algo grande.

Nada tiene que ver con la posición tan de compacto que adoptas con su nuevo hermanito pequeño, el Macan, y sinceramente no habría sido muy complicado disponer de esa posición tan racing en el Cayenne, la nueva consola central está igual de elevada y los múltiples reglajes tanto de ergonomía como de chasis podrían adoptarla sin problemas, pero es que su comprador quiere sentir que va en un Cayenne; cualquier postura que no fuese la de “El Rey en su trono” no sería siquiera aceptable.

interior1 copia cayenne

Un Cayenne Diésel.

Olvídate de versiones V8 de gasolina, no son tan rápidas como cuando se equipan en otros modelos de la marca ni suenan tan bien como en ellos. Olvídate de versiones turbo o GTS; ten la decencia de permitir que esos motores demuestren de lo que son capaces en los verdaderos deportivos de la marca. Cómprate uno como el que estamos probando.

Con 245 cv. y un par considerable ya tienes empuje suficiente para sentirte “señor de todo lo que divisas”, pero ojo, anque puedas realizar largos viajes a ritmos legales rondando 8 l/100 km. si no practicas una conducción eficiente ( o sea, aburrida) podrás notar lo sensibles que son casi 3 toneladas de peso a los cambios de ritmo. Por muy diésel que sea.

El bloque que utiliza el Cayenne Diésel, idéntico al del Panamera Diésel que también probamos en VRGT, es de sobra conocido tanto en Porsche como en el grupo VAG, pero hoy en día ya existen versiones más avanzadas y potentes.

diales copia cayenne

Se puede decir que es un motor agradable, pero el mover un SUV amortigua mucho las sensaciones que podría llegar a proporcionar. En cualquier caso, es más que suficiente para mover el objeto de tus deseos. Como avanzábamos antes, y salvo que tengas problemas de autoestima,de entre los diésel básicos  tanto la versión de 245 cv. como la de 362 cv. son perfectas para el Cayenne casan perfectamente con su filosofía.

¿Dinamismo es deportividad?

Es un Porsche, punto número uno. Por lo tanto será mucho mejor que mucha de su competencia.

Es un gran SUV, punto número dos, por lo tanto le va a hacer falta toda la experiencia de Porsche en el desarrollo de deportivos será puesta sobre la palestra.

torre1 copia cayenne

La lucha entre el bien y el mal, el Ying y el yang, la estupidez y la genialidad, ¿El resultado?… el resultado es mágico.

Siempre he tenido respeto a llevar rápido coches pesados y altos, no es imposible, pero es más difícil. El Cayenne sigue a rajatabla la primera ley de Newton (Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.), pero es precisamente su ADN Porsche esa fuerza que se encarga de que esto no sea así conforme te acercas a los límites de adherencia del coche.

Hay mucha artillería deportiva bajo esas toneladas de lujo y refinamiento, el PTM o Porsche Traction Management garantiza un 60% permanente a las ruedas traseras salvo que algún eje pierda tracción y el Porsche Torque Vectoring Plusayuda siempre a redondear la trazada frenando las ruedas interiores. En cristiano: Cuanto más corres más Porsche es, pero no llega a ser un deportivo.

volante2 copia cayenne

Girando, hay derivas, hay balanceo pero al final de ese balanceo, cuando piensas que ya no puede inclinarse más, comienza la magia, las dudas se disipan y la dirección responde como no pensabas que lo iba a hacer nunca.

Frenando lo mismo, no muerde, hasta que lo hace, en el último momento, cuando ya era imprescindible, pero frena estable y majestuoso.

Acelerando pasa exactamente igual, hundes tu pie en el acelerador, el motor saca su rabia… ¡ su fuerza! Y cuando crees que no puede con esas 3 toneladas… bueno, lo que pasa es que no pasa mucho; irás ganando velocidad y perderás todos los puntos del carnet pero, no, no es una aceleración explosiva.

volante1 copia cayenne

Y es que Porsche puede hacer dinámico cualquier segmento, lo hizo con el Panamera, con el Macan, pero con a la madre de todos los SUVs ese dinamismo no es tan deportivo. Siempre piensas en estos casos qué sería capaz de hacer Porsche aplicando toda esta tecnología a un modelo con una arquitectura más deportiva y un peso contenido, pero en Alemania sabe que nadie pagaría 75.000 € por un compacto hiper premium.

Si quieres solucionar tu “ansia de poder” y no encajas con este concepto de Gran SUV dinámico y ahorrador,  tenes el Cayenne S Diésel, con un V8 de 382 cv. Pero ¿de veraslo necesitas? venga, recuerda lo que decíamos antes, si hubieses querido un coche rápido te habrías comprado un 911. Pero tú no querías un coche rápido, ni siquiera querías un SUV, tu querías un Cayenne.

A ti lo que te pasa es que quieres un Cayenne.

Porque si lo que quieres es un coche rápido, lujoso, con la última tecnología, grande, elevado, familiar, con gran maletero tu no quieres un Touareg, ni un Q7, ni siquiera un Range Rover, tú lo que quieres es un Cayenne.

alfombrilla1 copia

Es uno de los pocos modelos del mercado cuyo concepto supera casi a su propia marca, como pasa con el Impreza, o con el Golf, Son modelos que si se te meten entre ceja y ceja, te los comprarías aunque mañana empezasen a ser fabricados bajo otra marca. Son iconos, y el valor que les asignamos no dependen de sus prestaciones o particularidades.

Y si se te ha metido un cayenne en la cabeza, ¡Se sincero! Te importa poco que consuma más que un 911, que pese casi 3 toneladas, que esté mal visto en el mercado de segunda mano a causa de la gente que se lo compró durante la burbuja inmobiliaria, todo eso te da igual, tu quieres un Cayenne.

– “No.., es que me hace falta un coche amplio para hacer viajes con la familia” Mentira, TE GUSTA EL CAYENNE Y LO QUIERES.

 “Es que resulta que necesito un todocamino para cuando me voy a la casa que tiene mi suegro en el campo”Mentira podrida, han asfaltado este verano ese camino, QUIERES UN CAYENNE Y PUNTO.

– “Es que mi mujer no me deja comprar un deportivo y así le engaño”  Error: para eso específicamente tienes otro Porsche, el Macan. Si no has convencido a tu mujer, a quien pretendes convencer. Te lo digo clarito: TE VAS A COMPRAR UN CAYENNE, Y LO SABES.

conce1 copia cayenne

Al fin y al cabo, Ferdinand  Porsche, tras ser preguntado en una ocasión si equiparía alguna vez un motor diésel en uno de sus coches dijo” si da las prestaciones, por qué no”. Y si a él le servía, ¿cómo no nos va a servir a los demás?

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s